Trucos para limpiar muebles de mimbre

Llega Mayo y es la hora de sacar a relucir nuestros muebles de jardín, tanto si tenemos una pequeña terraza en nuestra vivienda como si nos dedicamos a la hostelería. Uno de los materiales más usados en el mobiliario exterior es el mimbre, muy bonito a la par que delicado, ya que tiene tendencia a desarrollar antiestéticas manchas. Veamos algunos trucos para dejar impecables este tipo sillas y mesas.

      Primeramente retiraremos todo el polvo acumulado. Si no hay mucha cantidad, podemos recurrir a una bayeta o un plumero. Pero ¿qué hacemos cuándo hay mucho polvo o tenemos que acceder a los recovecos? Tenemos varias alternativas: Pasaremos una aspiradora de mano para eliminar todo el polvo superficial y el que se encuentra entre las varillas. Una vez que hayamos hecho esto, prepararemos una solución líquida a base de agua y jabón. Pulverizaremos el preparado sobre la superficie y frotaremos con un paño o un cepillo suave.

      Si tu mueble está barnizado, apuesta por recurrir a una máquina de vapor para hacer una limpieza profunda. Después, deja secar al aire pero procura que no le dé directamente el sol para evitar posibles manchas.

      Una vez que haya secado, ¿quieres darle un brillo extra? Un truco genial es mezclar agua con jugo de limón y aplicarlo sobre el mueble. También, para darle brillo y protección, puedes utilizar un barniz especial. Ten cuidado cuando el mimbre esté combinado con otros materiales para no estropear plásticos o hierros.

La semana que viene os contaremos trucos para dar lustre a muebles de resina.

Los comentarios están cerrados.